¿Qué es la ETOLOGÍA CLÍNICA?


La Etología Clínica es una especialidad de la Medicina Veterinaria destinada a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de los problemas de comportamiento en animales de compañía.

Se basa principalmente en la Etología (griego ethos, carácter/costumbre), o sea, el estudio científico y comparado del comportamiento animal. Este conocimiento le permite al Etólogo Clínico identificar las pautas de conductas normales en los animales, como las de alimentación, sexual, social, maternal, acicalamiento, juego y de eliminación; y educarse en el repertorio normal de un animal para que luego pueda diferenciar y determinar lo que es anormal. 

Para esto último, es necesario contar con conocimientos específicos de la malla curricular de Medicina Veterinaria en diversas especies (anatomía, fisiología, patología, farmacología, semiología, entre otros), para poder así diagnosticar los problemas y patologías de comportamiento en los pacientes. Con este conjunto de herramientas se entrega un pronóstico y un tratamiento orientado a prevenir, reducir o eliminar el problema.

Si bien nuestro enfoque en las terapias es principalmente clínico, y nos centramos en la historia de cada individuo, sumando el conocimiento científico y la experiencia adquirida; nuestro abordaje se basa en variados pilares, que incluyen:

Manejo ambiental

Educación del tutor

Modificación conductual

Terapia farmacológica y otros coadyuvantes

Tratamiento quirúrgico

Terapias complementarias

Es muy importante saber que en la mayoría de los problemas de comportamiento, el tratamiento incluye la combinación de varios de éstos elementos. Si bien el abordaje quirúrgico, la terapia farmacológica o complementaria pueden parecer herramientas rápidas, poco podrán hacer por sí mismas y siempre se deben acompañar de la terapia conductual.

En casos particulares, la terapia conductual no puede ser llevada a cabo si no se realiza un abordaje farmacológico, complementario o quirúrgico para poder preparar mejor al paciente en una eventual terapia de modificación de conducta.

Por tanto, la labor del Etólogo Clínico es integral, y se basa en trabajar con el paciente y su familia de manera individualizada para poder lograr los objetivos planteados.


Adaptado de: https://goo.gl/EL1qpd